Blog Medicina estética

Vitiligo: principales peculiaridades que debes conocer

Conoce las principales peculiaridades del vitiligo en los niños a partir de la solución a 9 preguntas clave sobre esta patología.

El vitiligo es una enfermedad de la piel causada por la destrucción selectiva de melanocitos. Las lesiones de vitiligo son manchas “acrómicas” (sin color, sin pigmento), blanco intenso, lechoso, asintomático en la piel.

Afecta aproximadamente al 1% de la población, por igual en ambos sexos y la mayor parte del tiempo antes de los 30 años (1). Se clasifica según su forma clínica: vulgar, segmentaria y generalizada. El vitiligo vulgar produce manchas en áreas localizadas, además se le llama focal. El vitiligo segmentario produce una mancha no pigmentada en un segmento lineal del cuerpo.

Puede leer más sobre esta enfermedad visitando la página de información general sobre el vitiligo en Madriderma.

Pero la pregunta en esta publicación es si deberíamos conocer alguna peculiaridad del vitiligo en la infancia.

Peculiaridades del vitiligo en niños: 9 preguntas clave

1. Epidemiología: ¿quién y cuándo?

Aproximadamente la mitad de los pacientes con vitíligo comienzan en la infancia, con un ligero predominio femenino (1,2).

2. Patogenia: ¿por qué?

La patogenia del vitiligo es multifactorial y añade predisposición genética, desequilibrio inmunológico y estrés en el melanocito.

Recientemente, en un estudio en población europea y norteamericana se ha demostrado una ligera asociación entre la dermatitis atópica, la alopecia areata y la aparición de vitiligo en la infancia (2).

3. Manifestaciones clínicas: ¿cómo?

El vitíligo vulgar o focal, como en los adultos, es la forma más común en la infancia. En los niños llega hasta el 80% de los casos (3).

Las formas segmentarias son las segundas más comunes en la infancia y son mucho más comunes que en los adultos. Pueden afectar hasta una quinta parte de los casos. El 87% de las formas segmentarias aparecen antes de los 20 años (2). El curso natural es una extensión lenta y suave a través del segmento afectado si no se trata. Cuando la pigmentación no se ha perdido por completo y se alterna con áreas pigmentadas, puede tener una apariencia tricolor, lo que se denomina “vitiligo tricrómico” (3).

Las formas generalizadas y de progresión rápida son muy raras en la infancia y representan aproximadamente el 1% de los casos (2,3).

4. Diagnóstico: ¿cómo lo sabes?

El diagnóstico de vitiligo en niños, como en adultos, es especialmente clínico, dicho de otra forma, el examen del paciente es suficiente. La iluminación con la luz de Wood es inofensiva y puede confirmar los hallazgos.

5. Comorbilidades: ¿se asocia a algo más?

• Enfermedades autoinmunes:

Sabemos que el vitíligo vulgar o focal se asocia a una tendencia familiar a enfermedades autoinmunes y se pueden hallar alteraciones tiroideas en el 5% de los pacientes (2). Otros descritos con frecuencias inferiores al 1% son artritis reumatoide, psoriasis, alopecia areata o enfermedad celíaca. El vitíligo segmentario es mucho más común en los niños y está vinculado a una tendencia genética en un área determinada, y no está relacionado con la autoinmunidad (2-4).

• Deficiencia vitaminica:

Cuando los pacientes con vitíligo vulgar mayores de 3 años disponen asociada una deficiencia de vitamina D (niveles inferiores a 15 ng / dl), parece que la tendencia a desarrollar enfermedades autoinmunes puede incrementar. Es es por esto que que el Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda mantener niveles adecuados de vitamina D en pacientes con vitiligo no segmentario en la infancia (2-4).

• Afectación psicológica:

Los niños se preocupan por las lesiones del vitiligo. Pese a su inmadurez, hasta la mitad de los niños con vitiligo muy inmenso (> 25%) de la superficie corporal desarrollan algún tipo de afectación psicológica y afecta su calidad de vida (3). Por suerte, estas formas son muy raras en la niñez. En las alternativas para vitiligo vulgar, parece que “sin preocupación” es más común en niños menores de 14 años y empieza a aparecer en la adolescencia. A partir de los 14 años, muchos de los pacientes refieren estar preocupados por sus manchas (2).

Vous pourriez être intéressé >>>  Consejos de nutrición y dieta para mejorar la psoriasis

6. Pruebas complementarias para el vitiligo en niños: ¿tengo que hacer alguna prueba?

En los niños con vitiligo vulgar, parece que se podría considerar la detección de enfermedades tiroideas autoinmunes y deficiencia de vitamina D (2).

7. Tratamiento

Algunas autoras defienden medidas cosméticas como el autobronceado o el maquillaje cubriente como una buena terapia en los niños para mantenerlos “no atentos” a las manchas (2).

Las pautas para el manejo del vitiligo en niños proponen (3,4):

• En formas localizadas:

Corticosteroides tópicos, inmunomoduladores tópicos y lámparas excimer. En los niños con vitiligo, se ha demostrado que el tacrolimus tópico (un esteroide ahorrador) es tan eficaz como la mometasona (un esteroide de potencia media-baja). La aplicación de tacrolimus tópico ha demostrado ser segura en tratamientos de meses en niños y está sobre todo recomendada para tratar el vitiligo en cara y cuello (4).

• En formas extensas con más del 20% de la superficie corporal afectada:

Corticosteroides tópicos, inmunomoduladores tópicos, análogos tópicos de la vitamina D, suplementos vitamínicos antioxidantes y fototerapia ultravioleta B de banda estrecha.

• En las raras formas inestables:

Los minipulsos de corticosteroides orales se pueden examinar durante 3 a 6 meses, a los que se puede agregar fototerapia con ultravioleta B de banda estrecha.

8. Pronóstico: ¿qué pasará?

El curso del vitiligo depende de la forma clínica. Esto es semejante en los niños. El vitíligo segmentario tiende a blanquear el segmento de piel afectado y el segmento focal o vulgar para afectar pequeñas áreas que, si no se tratan, pueden extenderse a otras localizaciones (2).

9. Medidas para disminuir el impacto psicológico del vitiligo en los niños: ¿cómo podemos ayudar?

La infancia es donde se produce el desarrollo psicológico y social, y sabemos que el vitiligo produce afectación psicológica (link al otro artículo), en forma de ansiedad, evitación social y depresión. Los dermatólogos deben ser conscientes de este impacto. Se ha demostrado que el camuflaje de las lesiones del vitiligo en pediatría es útil para impulsar la calidad de vida de los niños de 7 a 16 años. Además se ha demostrado que la psicoterapia es útil, sobre todo en niños mayores de 13 años. Las terapias grupales en niños con vitiligo se han estudiado menos, aún cuando los pocos estudios encuentran beneficios (5).

Références

1. Ezzedine K, Eleftheriadou V, Whitton M, Van Geel N. Vitiligo. Lanceta 2015; 386: 74-84.

2. Silverberg NB. Vitiligo pediátrico. Pedatr Clin North Am 2014; 61: 347-366.

3. Ezzedine K, Silverberg N. Un enfoque práctico para el diagnóstico y tratamiento del vitiligo en niños. Pediatría 2016; 138: Publicación electrónica de 2016.

4. Van Driesche F, Silverberg N. Manejo actual del vitiligo pediátrico. Medicamentos para pediatras 2015; 17: 303-313.

5. De Menezes AF, Olveira de Carcalho F, Barreto RS, et al. Tratamiento farmacológico del vitiligo en niños y adolescentes: una revisión sistemática. Pediatr Dermatol 2017; 34: 13-24.

6. Cadmus SD, Lundgren AD, Ahmed AM. Intervenciones terapéuticas para reducir el efecto psicológico del vitiligo en niños: una revisión. Pediatr Dermatol 2018; 35: 441-447.