Skip to main content
Category

Aesthetic medicine blog

Beneficios del yoga en la piel y rejuvenecimiento

beneficios-del-yoga-en-la-piel-6974172-4705463-jpg-4493782

El yoga es una práctica milenaria con beneficios para el cuerpo y la mente. La práctica del yoga ha demostrado beneficios para la salud en trabajos científicos de calidad. continua leyendo esta publicación para conocer específicamente los beneficios del yoga en la piel.

La práctica de la paciencia, perseverancia, autorrealización y ahimsa (no violencia hacia uno mismo) mediante asanas (posturas), pranayamas (respiración) y meditación, parece que podemos rejuvenecer.

La palabra yoga tiene dos significados, unión, con uno mismo y con el cosmos. Se puede establecer como las técnicas de mejora del ser humano a nivel físico, mental y espiritual.

Origen del yoga y beneficios para la salud

La antigua cultura del yoga debe su evolución a los antiguos sabios que desarrollaron sus enseñanzas y las transmitieron a sus discípulos a través del contacto directo con el maestro.

Su origen se remonta a la antigua civilización del Indo en el tercer y segundo milenio antes de Cristo. Sus enseñanzas fueron transcritas a los textos clásicos de los “Vedas” en los que el yoga se menciona por primera vez y adquiere una base establecida.

El yoga se ha extendido y es una práctica universal dentro de la cual hay diferentes caminos, inalcanzables en este artículo, pero de manera muy breve podemos hablar de Hatha yoga (yoga físico y sus variantes) y Raja yoga (yoga mental) (1).

Para algunos autores, el yoga es un estado de ánimo, una forma de calmar la mente y alcanzar la paz interior, que se cumple mediante posturas, “asanas” y técnicas de respiración, “pranayama” (2).

At literatura científica de calidad encontramos más de 4000 trabajos dedicados al estudio del yoga y su efecto a nivel psicológico y físico. Podemos ver que la mayoría de ellos se centran en trastornos neurológicos, artritis, manejo del dolor, emociones o cualidades cognitivas. Pero en nuestro caso nos vamos a centrar específicamente en los estudios que abordan los beneficios del yoga en la piel.

Beneficios del yoga en la piel

Anti arrugas

La vida yogui es antiarrugas: y hay evidencia molecular que lo prueba. La piel expresa nuestra apariencia y nuestra edad y tiene sentido que lo haga en paralelo a los órganos internos (3). La práctica regular de asanas y pranayamas reduce la actividad de la enzima superóxido dismutasa (SOD), una de las principales implicadas en el envejecimiento, y lo hace regulando la expresión de genes (4).

Al mismo tiempo, aumenta la expresión de moléculas reparadoras reconocidas (COX-2 y bcl-2) y antiinflamatorias (IL6, TNF), y lo hace mejor que el ejercicio extenuante (5).

Otras vías involucradas en el envejecimiento además disminuyen su actividad (AGE, productos finales de glicación avanzada), aumentan el flujo sanguíneo y mejoran el metabolismo general de la piel y los tejidos (3).

Probablemente la práctica de una actitud yogui con su mejora en la calidad de vida ayude a estar menos oxidado y a ser más joven.

Expresión facial

El yoga regula la expresión facial: los practicantes de yoga habituales expresan menos emociones negativas en sus rostros en situaciones negativas. El yoga reduce la “excitación”, que es la respuesta del cuerpo a las emociones negativas o al estrés y consiste en la aparición de sudor, taquicardia, respiración acelerada.

Los pacientes estudiados, al mismo tiempo de tener menos expresiones corporales de excitación a las emociones negativas, además reportaron menos experiencia emocional negativa a los estímulos negativos (6).

Acné excoriado y tricotilomanía

Otro beneficio del yoga en la piel se puede hallar en el tratamiento del acné excoriado y la tricotilomanía.

El acné excoriado es la manipulación de las lesiones del acné, común en mujeres adolescentes, que produce cicatrices e inclusive infecciones locales.

La tricotilomanía es otro hábito que se encuentra en los niños pequeños, que arrancan mechones de cabello en momentos de estrés.

Ambos se deben a conductas repetitivas centradas en el cuerpo y bajo las cuales encontramos procesos de ansiedad o adaptación. Se ha demostrado que la práctica del yoga agrega beneficios a los tratamientos farmacológicos y psicológicos para estas afecciones (7).

El yoga facial es antiarrugas

En un estudio reciente difundido en una revista de dermatología de calidad, un grupo de pacientes que realizó yoga facial durante 20 semanas encontró una reducción moderada de las arrugas en el tercio medio y el tercio inferior. El programa consiste en practicar los ejercicios durante 30 minutos todos los días de la semana a 2 o 3 veces por semana. Su método de acción puede deberse al entrenamiento de los músculos faciales (3).

Conclusiones sobre los beneficios del yoga en la piel.

En mi opinión, el yoga no sustituye a otros métodos como una buena crema antiarrugas con ácido retinoico u otras técnicas (toxina botulínica, rellenos, peelings, etc.), y todavía faltan más estudios de calidad, aún cuando puede ayudar (fundamentalmente si produce bienestar físico y mental).

Bibliography

1. Danilo Fernández. Claves del yoga: teoría y práctica. XIX Edición 2017. La Liebre de Marzo, SL.

2. Cristina Brown. La biblia del yoga. 1ª Edición 2015. Gaia Ediciones SL

3. Beri K. Respirar para una piel más joven: “revertir el mecanismo molecular del envejecimiento de la piel con el yoga”. Future Sci OA 2016; 2: 122.

4. Saatcioglu F. Regulación de la expresión génica por el yoga, la meditación y prácticas asociadas: una revisión de estudios recientes. Asian J Psychiatr 2013; 6: 74-77.

5. Vijayaraghava A, Doreswamy V, Narasipur OS, et al. Efecto de la práctica del yoga sobre los niveles de marcadores inflamatorios luego de ejercicio moderado y estenoso. J Clin Diagn Res 2015; 9: 08-12.

6. Mocanu E, Mohr C, Pouyan N y col. Razones, años y frecuencia de la práctica del yoga: efecto sobre la reactividad de la respuesta a la emción. Fornt Hum Neurosci 2018; 12: 264.

7. Torales J, Barrios I, Villalba J. Terapias formas de el trastorno de excoriación (pellizcarse la piel): una breve actualización. Adv Mind Body Med 2017; 31: 10-13.

8. Alam M, Walter AJ, Geisler A, et al. Asociación del ejercicio facial con la aparición de envejecimiento. JAMA Dermatology 2018; 154: 365-367.

Cuidados de la piel durante la quimioterapia

cuidados-piel-quimioterapia-1-5849537-5944856-jpg-7830693

Conoce algunos consejos sobre cuidados de la piel durante la quimioterapia enfocados en el abordaje de los efectos secundarios cutáneos más habituales.

El tratamiento del cáncer es un reto médico y de investigación. La chemotherapy tradicional trabaja inhibiendo fases del ciclo celular de las células cancerígenas, pero, también puede afectar a las células sanas. La piel es uno de los órganos más afectados, con la posible aparición de dermatitis, erupciones, aftas, manchas, alteraciones en las uñas y otras lesiones.

La quimioterapia convencional o tradicional sigue siendo utilizada para el control de los tumores. El avance en el tratamiento del cáncer y en la supervivencia de los pacientes hace necesario que los clínicos sepamos manejar las reacciones de la quimioterapia en la piel y aconsejar a los pacientes. En el siguiente texto expongo algunas pautas para el manejo de los efectos secundarios y el cuidado de la piel durante la quimioterapia.

Efectos secundarios cutáneos de la quimioterapia

La clasificación de los efectos secundarios cutáneos de la quimioterapia está estandarizada por el National Cancer Institute`s Common Terminology Criterapia for Adverse Events (CTCAE) (1) en una herramienta común para todos los efectos secundarios de la quimioterapia y que permite unificar la evaluación de los mismos realizada por oncólogos, dermatólogos, enfermeras y otros clínicos (disponible pinchando aquí y resumido en la Tabla I) . Estos efectos no se producen siempre, se trata de una clasificación de todos los posibles en la piel cuando un paciente es tratado con quimioterapia (2).

Efectos secundarios de la quimioterapia en la piel.

La mayoría de las reacciones de la quimioterapia en la piel son manejadas en los servicios de oncología, conocedores de sus efectos y con profesionales de enfermería especializados en los mismos. Sólo ocasionalmente avisan al dermatólogo, cuando las lesiones en la piel les causan dudas diagnósticas o bien cuando son más severas o no responden a los tratamientos habituales. En el siguiente texto expondré los efectos más frecuentes y los consejos generales para su manejo (3). La alopecia por quimioterapia sería un contenido propio por su entidad, por lo que en este texto sólo abordaré los efectos en la piel.

Los dermatólogos estudiamos estos efectos y los cuidados de la piel durante la quimioterapia, ya que lo prioritario en estos pacientes es la respuesta del tumor a los tratamientos recibidos, lo que hace que en ocasiones, seamos unos “acompañantes” durante el proceso.

Efectos secundarios y cuidados de la piel durante la quimioterapia

1. Sequedad de piel o xerosis cutánea

Es uno de los efectos secundarios más frecuentes de la quimioterapia en la piel. Las cremas que suelo recomendar para paliarlo son emolientes y grasas, con sustancias calmantes y antinflamatorias (calamina, vitamina PP, avena, omegas, etc.). El prototipo de cremas serían las que se utilizan para los niños con dermatitis atópica, si bien existen en el mercado líneas específicas y estudiadas para pacientes oncológicos.

Algunas cremas hidratantes contienen agentes queratolíticos, que se añaden para además, tratar la descamación. Sobre todo, se utiliza la urea en concentraciones del 3 al 30%, y también se puede utilizar el ácido láctico, el ácido salicílico e incluso el ácido glicólico. Recomiendo probarlos antes en concentraciones bajas, ya que son especialmente útiles en pieles secas con leve descamación, pero a concentraciones altas pueden producir irritación y picor en una piel sensible.

También es importante usar el cuidado facial antiedad con cautela, ya que sustancias muy comunes en estos productos pueden irritar, como el ácido retinoico o el retinol, el ácido glicólico y otros alfa y beta-hidroxiácidos. Quizá lo más apropiado es utilizar para la cara sustancias “anti-aging” como la vitamina C, la vitamina B3 o B5, la melatonina, el ácido hialurónico, el resveratrol o la coencima Q10, que tienen bajo potencial para irritar.

Con respecto al lavado de la piel se puede optar por aceites de ducha o “jabones sin jabón” o “syndet” que hidratan la piel durante la ducha.

2. Prurito o picor de piel

El picor de la piel durante la quimioterapia puede ser por varias causas incluidos los fármacos que la componen. Recalco que en este caso hablamos de picor sin lesiones en la piel, cuando aparece picor en la piel con lesiones el tratamiento es el de las lesiones. El abordaje, a mi juicio, es conseguir una piel lo más confortable e hidratada posible, con las medidas del punto anterior.

Además, se pueden utilizar baños hidratantes o calmantes, eficaces por la noche, cuando más suele picar la piel, para facilitar el descanso nocturno y antihistamínicos orales. Los antihistamínicos son tratamientos sencillos que sirven para aliviar el picor, y si son sedantes, facilitar el sueño. Existen tratamientos orales (en pastillas) más potentes y también cremas anti-prurito (anti-picor) e incluso se pueden aplicar cremas de corticoides en las zonas de mayor picor.

3. Dermatitis y eccemas

Cuidados de la piel durante la quimioterapia | Eccema.

La sequedad intensa en la piel y otros factores añadidos, como la quimioterapia o algún irritante, pueden llegar a producir una verdadera inflamación de la piel, en forma de dermatitis y eccemas. El manejo es con emolientes o cremas hidratantes que no escuezan, puede ser necesario para evitar el escozor utilizar vaselina pura unos días. Se añade corticoides en crema dos veces al día, que son eficaces para el control de las dermatitis. En casos severos o extensos se pueden añadir corticoides orales, y antihistamínicos orales para el control del picor.

Las medidas sobre cuidados de la piel durante la quimioterapia de los puntos 1 y 2 son aplicables en pacientes con dermatitis también.

4. Aftas o mucositis

La aparición de aftas o mucositis durante los ciclos de quimioterapia tiene repercusión importante, ya que producen muchas molestias y dificultan la alimentación, en estos pacientes donde conservar el estado general es importante (5). El término mucositis hace referencia a la inflamación de las mucosas, la más frecuentemente afectada es la oral, y también se puede producir en la genital.

Las mucositis ceden en unos días y mientras, se pueden tratar con colutorios con antinflamatorios (tetraciclinas, corticoides) y anestésicos. Su manejo consiste en aliviar al paciente. Los anestésicos en la boca se pueden aplicar también antes de la comida, para evitar el dolor y facilitar la alimentación. También existen colutorios hidratantes de la mucosa, y geles de ácido hialurónico y otros componentes para aplicar directamente en las aftas. Actúan protegiendo la piel y favoreciendo la cicatrización. Se debe vigilar al paciente y en el caso de ser más intensa o no ceder con el tratamiento podría tratarse de una sobreinfección por hongos o más raramente por virus herpes.

No existe claramente una forma de prevenir este efecto adverso, mantener la mucosa hidratada y los suplementos de vitaminas, especialmente la A, importante para las mucosas, podrían utilizarse.

5. Alteraciones en las uñas

Hongos en las uñas. Posible efecto secundario de la quimioterapia.

Durante la quimioterapia en las uñas puede aparecer fragmentación, líneas y estriaciones (Onicolisis). Se ha descrito con quimioterápicos como los taxanos, la ciclofosfamida, la doxorrubicna, la capecitabina, el etopósido y el 5-fluorouracilo (2,3,5). Para su manejo conviene evitar irritantes en las uñas, como el contacto frecuente con agua y los traumas. Para realizar las tareas del hogar se pueden utilizar guantes de plástico con unos guantes de algodón debajo (son especiales y se encuentran en farmacias).

Se deben evitar las manicuras y llevar las uñas cortas. La hidratación de las uñas y la zona periungueal benefician a las uñas, y se puede utilizar cremas hidratantes generales o las específicas de cuidado ungueal, también en forma de esmaltes específicos (no los esmaltes de laca de uñas de colorear). Este efecto secundario se puede intentar prevenir utilizando guantes fríos durante la infusión de la quimioterapia, que producen vasoconstricción y disminuyen la llegada del quimioterápico a la matriz ungueal.

En ocasiones lo que se produce es un oscurecimiento de la uña (hiperpigmentación), como ocurre con el 5-Fluorouracilo, los taxanos, la ciclofosfamida, la doxorrubicina y la capecitabina (1,2). Esta pigmentación puede aparecer en bandas o de forma difusa en la lámina ungueal. Se trata de un efecto secundario que no requiere tratamiento y no produce molestias. Persiste meses después de finalizar la quimioterapia y desaparece con el crecimiento progresivo de la uña.

Raras veces las alteraciones producidas por la quimioterapia en las uñas predisponen a la infección de la misma uña o de la zona de alrededor (perionixis). En este caso se puede requerir manejo del dermatólogo y a veces realizar un cultivo para identificar el agente infeccioso y poder tratarlo.

6. Hiperpigmentación o aparición de manchas en la piel

La aparición de manchas en la piel y en las mucosas secundarias a la quimioterapia tiene muy variada expresión clínica. Puede ser difusa, con una apariencia de bronceado, moteada, flagelada (en latigazos), serpenteada, sólo en áreas de flexión, o en palmas y plantas (2,3).

No precisa tratamiento y cede solo meses después de terminar el tratamiento. Como medidas generales, dentro de los cuidados de la piel durante la quimioterapia, se indica protección solar en estos pacientes y se pueden utilizar cosméticos anti-manchas para tratar y prevenir su aparición. Hipotéticamente, los láseres de pigmento también podrían ser útiles, y existe poco al respecto de este uso, que recordemos que es para tratar una dermatosis asintomática que cede sola.

7. Fotosensibilidad

Se trata de una reacción exagerada a la luz ultravioleta del sol y que se ha descrito con poca frecuencia con el 5-Fluorouracilo, el Tegafur o la Capecitabina (3). Se produce eritema (enrojecimiento) e inflamación intensa en la zona expuesta al sol. Por defecto y para evitar también la hiperpigmentación (manchas), se protege a los pacientes sometidos a quimioterapia del sol y se les insta a utilizar protectores solares.

Los protectores solares recomendables son un factor 30 o superior, y utilizarlos previo a la exposición solar. Recordemos que el índice de protección solar (SPF) mide sólo la protección frente a la radiación ultravioleta, responsable de las reacciones fototóxicas. Si además queremos protegernos de las manchas (hiperpigmentación), debemos escoger un filtro que incluya protección UVA, y si además incluye luz visible, nos protegemos de todas las opciones de luz que pueden oscurecer la piel.

9. Eritrodisestesia palmo-plantar

Cuidados de la piel durante la quimioterapia: eritrodisestesia palmo-plantar.

También denominado síndrome mano-pie o eritema acral (4). Ha sido descrito con la Capecitabina, la doxorubicina, la citarabina, el 5-fluorouracilo y los taxoles (2,3,5). Consiste en la aparición de sensación de hormigueos que puede progresar a quemazón en las palmas y en las plantas. La sensibilidad a la temperatura y al dolor puede estar disminuida y se acompaña de enrojecimiento en hinchazón de las manos, y en ocasiones descamación. La eritrodisestesia afecta más frecuentemente a las palmas que a las plantas y su gravedad es variable.

Para prevenir la aparición de la eritrodisestesia la forma de administración de la quimioterapia es controlada por los oncólogos, y se pueden utilizar cremas de urea, antinflamatorios no esteroideos (AINEs) y enfriar las manos durante la infusión de la quimioterapia.

Cuando aparece, se puede utilizar tratamiento con corticoides potentes, compresas locales de agua fría, y antinflamatorios. Otras opciones son los antagonistas del calcio orales o tópicos, antinflamatorios inhibidores de la COX-2, piridoxina oral o heparina tópica (2-4).

10. Rash maculopapular

Se trata de una erupción generalizada por el tratamiento. Es común a cualquier fármaco, y se trata de acuerdo a su severidad. Se pueden utilizar cremas emolientes, corticoides en crema, orales y antihistamínicos orales para el picor. En general son transitorias y no requieren la supresión del tratamiento.

Dentro de los cuidados de la piel durante la quimioterapia se puede intentar prevenir estas reacciones administrando una premedicación antes de recibir el ciclo de quimioterapia, que incluye antihistamínicos y corticoides orales (3).

Para finalizar y de nuevo, me gustaría recalcar que este texto es un abordaje transversal de todos los posibles efectos de los tratamientos con quimioterapia y que no se producen todos a la vez con el mismo tratamiento. La prevención y el tratamiento de los efectos secundarios de la quimioterapia es esencial en los pacientes para evitar cambios evitables en los protocolos de administración.

*Por otro lado, si estás recibiendo radioterapia, te recomiendo leer este artículo.

Espero que os sea útil.

References

1. https://ctep.cancer.gov/protocolDevelopment/electronic_applications/ctc.htm

2. Cury-Martins J, Eris APM, Abdalla CMZ, Silva GB, Moura VPT, Sanches JA. Management of dermatologic adverse events from cancer therapies: recommendations of an expert panel. An Bras Dermatol. 2020; 95:221-237.

3. Reyes-Habito CM, Roh EK. Cutaneous reactions to chemotherapeutic drugs and targeted therapies for cancer: part I. Conventional chemotherapeutic drugs. J Am Acad Dermatol. 2014;71: 203. e1-203.e12; quiz 215-6.

4. Miller KK, Gorcey L, McLellan BN. Chemotherapy-induced hand-foot syndrome and nail changes: a review of clinical presentation, etiology, pathogenesis, and management. J Am Acad Dermatol. 2014; 71:787-94.

5. Balagula Y, Rosen ST, Lacouture ME. The emergence of supportive oncodermatology: the study of dermatologic adverse events to cancer therapies. J Am Acad Dermatol. 2011 Sep; 65:624-635.

Efectos del resveratrol en la piel

efectos-resveratrol-piel-aplicaciones-1326871-9415193-jpg-4994433

Conocer los efectos del resveratrol en la piel, así como sus aplicaciones, dosis y fuentes donde está, según la literatura científica.

the resveratrol Es una molécula que las plantas sintetizan en respuesta a factores estresantes. Este compuesto existe en dos formas isoméricas, la forma trans es la biológicamente activa. La forma cis surge de la isomerización de la forma trans, presente en el piel de uva durante su fermentación o con exposición a radiación ultravioleta (1).

Pertenece al grupo de polifenoles, sustancias con potente acción antioxidante presentes en las plantas. El resveratrol saltó a la reputación como responsable de los famosos “paradoja francesa”, En salud pública. Y es que los franceses, pese a tener una dieta rica en quesos, embutidos o foie (grasas saturadas), disponen el riesgo cardiovascular más bajo de Europa, con un descenso del 40%. Esta reducción se atribuyó a una mayor ingesta de vino tinto en la población (2).

A su efecto protector cardiovascular se suma su capacidad para disminuir el riesgo de algunos cánceres y sus efectos neuroprotectores (2).

Fuentes, aplicación y dosificación

the Fuentes naturales ricas en resveratrol son las uvas rojas, el vino tinto, las bayas, la raíz de Polygonum cuspidatum Japonés y cacahuetes. Se usa tanto en complementos orales como en cosmética cutánea, por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

the dosis oral El resveratrol diario aceptable es de 450 mg al día. Su ingesta como suplemento es segura, bien tolerada y no tóxica. Además tiene afinidad por los receptores de estrógenos, debido a su similitud con el dietilestilbestrol, y por tanto aumenta la producción de colágeno en la piel.

La aplicación de resveratrol en creams Se ha demostrado que es seguro, aún cuando concentraciones superiores al 0,5% pueden irritar. Su absorción en la piel es buena y penetra mejor en vehículos acuosos que aceitosos. Se han desarrollado derivados lipofílicos para incrementar su penetración en la piel, como el resveratril (1).

Efectos del resveratrol en la piel

Suplemento oral anti-envejecimiento y antiinflamatorio

Los estudios in vitro han demostrado que el resveratrol es capaz de prolongar la vida de algunos microorganismos y en ratones. Además en ratones se ha demostrado que el resveratrol protege la piel del procedimiento de envejecimiento causado por la radiación ultravioleta, que recordamos, es mayoritaria (80%), más que el envejecimiento cronológico (3).

En estudios clínicos además se han verificado sus propiedades anti-envejecimiento. En 50 sujetos, suplementados a diario con resveratrol, se encontró una mejora en la elasticidad de la piel y una reducción de las arrugas a los 60 días (4). Su efecto antiinflamatorio, hasta ahora, solo se ha demostrado en ratones (2).

Cremas anti-envejecimiento

El resveratrol, aplicado tópicamente, es un poderoso antioxidante y protector de los radicales libres responsables del envejecimiento de la piel. Sus propiedades anti-envejecimiento se han encontrado en varios estudios.

En un estudio de 55 mujeres, de 40 a 60 años, se descubrió que la aplicación nocturna de una crema de resveratrol mejora significativamente las arrugas, la firmeza, la decoloración y la hidratación de la piel en 12 semanas (5).

Otros estudios posteriores han encontrado eficacia con fórmulas de entre 0,25% a 4% en cremas durante unos dos meses de aplicación (6).

Su capacidad para actuar, al mismo tiempo de frente a las radiaciones ultravioleta, mediante receptores de estrógenos, posibilita su uso, no solo para tratar el envejecimiento causado por las radiaciones ultravioleta, sino además para tratar la cronología pura, los años mismos.

Tratamiento tópico para blanquear las imperfecciones

El resveratrol es capaz de inhibir la actividad de los genes de la tirosinasa y la melanogénesis, responsables de la aparición de manchas en la piel provocadas por el sol. Es capaz de prevenir y blanquear los lentigos solares y el melasma (2,6).

Cremas para impulsar el acné

El resveratrol en cremas es capaz de mejorar el acné debido a sus propiedades antibacterianas, que reducen la colonización por Propionibacterium acnes y su capacidad para disminuir la producción de sebo (2). Su capacidad para disminuir el acné es del 54% con una reducción del 67% en comedones o puntos negros. Esta capacidad es muy semejante a la del peróxido de benzoilo, sin su potencial irritante (7).

Regeneración de la piel

Se ha demostrado que su uso tópico acelera la recuperación luego de una exfoliación, puesto que aumenta la producción de colágeno (2). Además es capaz de disminuir las irritaciones y el enrojecimiento de la piel y se ha utilizado para impulsar la radiodermatitis (dermatitis por radioterapia). En un estudio realizado en heridas quirúrgicas, se mostró que la crema de resveratrol al 2% acelera la cicatrización de las heridas (6).

Suplemento oral para insuficiencia venosa

En un ensayo clínico aleatorizado, doble ciego, se mostró que la suplementación con extracto de vid roja (Vitis vinifera) mejora el volumen y el edema de las piernas.

Uso potencial como anticancerígeno en dermatología

Los estudios in vitro han demostrado que el resveratrol es capaz de inhibir la proliferación del carcinoma de células escamosas y las células del melanoma, lo que sugiere un uso potencial en el cáncer de piel (8).

References

1. Chedea VS, Vicas SI, Sticozzi C, et al. Resveratrol: desde la dieta hasta el uso tópico. Función de alimentos 2017; 15: 3879-3892.

2. Ratz-Lyko A, Arct J. El resveratrol como ingrediente activo para aplicaciones cosméticas y dermatológicas: una revisión. J Cosm Las Ther: 1476-4180. En línea.

3. Baur JA, Pearson KJ, Price NL, Jamieson HA, Lerin C, Kalra A, Prabhu VV, Allard JS, Lopez-Lluch G, Lewis K, et al. El resveratrol mejora la salud y la supervivencia de los ratones con una dieta alta en calorías. Naturaleza 2006; 444: 337-42.

4. Buonocore D, Lazzeretti A, Tocabens P, et al. Mezcla de resveratrol-procianidina: eficacia nutracéutica y antienvejecimiento evaluada en un estudio doble ciego controlado con placebo. Clin Cosmet Investig Dermatol 2012; 5: 159–65.

5. Farris P, Yatskayer M, Chen N, Krol Y, Oresajo C. Evaluación de la eficacia y tolerancia de un antioxidante tópico nocturno que contiene resveratrol, baicalina y vitamina E para el tratamiento de la piel leve a moderadamente fotomatizada. J Drugs Dermatol 2014; 13: 1467-72.

6. Soleymani S, Iranpanah A, Najafi F, et al. Implicaciones del extracto de uva y su agente bioactivo nanoformulado resveratrol contra los trastornos cutáneos. Arch Dermatol Res 2019; 311: 577-588.

7. Taylor EJ, Yu Y, Champer J, Kim J. El resveratrol demuestra efectos antimicrobianos contra Propionibacterium acnes in vitro. Dermatol Ther 2014; 4: 249-57.

8. Elshaer M, Chen Y, Wang XJ, Tang X. Resveratrol: una descripción general de su mecanismo anticancerígeno. Ciencia de la vida 2018; 207: 340-349.

Zinc supplements to treat skin conditions

suplementos-zinc-dermatosis-piel-9424238-4860507-jpg-6381916

Conoce 7 enfermedades de la piel en las que los suplementos de zinc podrían ser útiles según diferentes estudios científicos.

Se calcula de un tercio de la población mundial tiene déficit en la ingesta de zinc, fundamentalmente en países no desarrollados. El déficit de zinc se asocia a malnutrición y enfermedades que producen diarreas severas. En los países avanzados la probabilidad de tener déficit de zinc es menor y se asocia a déficit de absorción en el intestino, ingesta inadecuada, embarazo y lactancia (1).

El déficit de zinc produce enfermedades de la piel como la pelagra o la acrodermatitis enteropática. Por otra parte, en algunas enfermedades inflamatorias de la piel se ha encontrado asociado un déficit de zinc, como en la dermatitis atópica, la enfermedad de Bechet o en el liquen plano (2).

A pesar de la fuerte vinculación entre el zinc y la piel, poco se conoce de su uso como tratamiento. La búsqueda de terapias antiinflamatorias e inmunomoduladoras ha llevado a estudiar el papel de los suplementos de zinc en la piel, que es lo que vamos a revisar en este texto.

Mecanismo de acción y formas de suplementación

El zinc es un micronutriente, o elemento traza esencial, que participa en procesos enzimáticos del organismo, en estructuras de proteínas y regula la expresión de genes (3). Actúa en varios mecanismos inmunitarios del organismo, tanto en la inmunidad innata como en la adaptativa. Disminuir la actividad de los neutrófilos, los linfocitos T helper y la expresión de receptores de inflamación (Toll-Like) en los queratinocitos (2).

Con respecto a las formas de suplementación, es necesaria una ingesta regular de zinc en la dieta, dado que el cuerpo humano carece de sistemas de almacenaje. El zinc se puede suplementar vía oral tanto en forma de sulfato / citrato como en forma de gluconato. En la forma gluconato los estudios usan de 30 a 90 mg al día, y en la forma sulfato de 0,2 a 0,6 gramos diarios. Se puede suplementar tanto en pastillas, como cápsulas, gelatinas o gel (1,2).

Suplementos de zinc: 7 enfermedades en las que podrían ser útiles

1. Verrugas virales

Es la indicación más extendida en la dermatología, a pesar de su evidencia controvertida. Las verrugas virales comunes están causadas por un pequeño grupo de virus del papiloma humano y carecen de tratamiento antiviral específico. Para tratarlas se utilizan métodos destructivos como agentes queratolíticos (“antiverrugas”), crioterapia (nitrógeno líquido) o electrobisturí.

Las verrugas es la patología en la que más se ha estudiado el zinc oral y existen estudios contradictorios, algunos encuentran mejoría respecto a placebo, frente a otros que no encuentran diferencias (3). La adición de suplementos de zinc como tratamiento a las verrugas virales no tiene un soporte científico adecuado.

2. Acné

Comparado con placebo demuestra mejoría de las lesiones de acné a las 12 semanas de suplementación oral. Su eficacia es menor que la de los antibióticos. Cuando se agrega al tratamiento con vitamina A aumenta su eficacia, que es fundamentalmente, en la reducción de las lesiones inflamatorias, pápulas y pústulas. No parece tener efectos en las lesiones de acné retencional, dicho de otra forma los comedones o puntos negros.

Suplementos de zinc - Acné

Es de interés que el efecto secundario más común de los suplementos de zinc en pacientes sanos con acné fue la aparición de náuseas, dolor abdominal y vómitos, que en algún caso requirieron la suspensión del tratamiento (2).

3. Dermatitis atópica

En los pacientes con dermatitis atópica se han encontrado niveles bajos de zinc en sangre, en el pelo y en los glóbulos rojos. A pesar de todo, estos hallazgos corresponden a estudios en pocos pacientes y no se relacionaron con mayor severidad en la dermatitis (3).

Existen dos estudios acerca de la eficacia de añadir suplementos de zinc al tratamiento basal de los pacientes con dermatitis atópica y otro comparado con antihistamínicos orales. Se realizaron en niños. En uno de ellos no se encontraron diferencias y en otro mejoraron en la severidad y el prurito al añadir zinc oral (2,4).

4. Dermatitis del pañal

En un estudio en 179 recién nacidos se encontró que 89 de ellos que fueron suplementados con sulfato de zinc se redujo la incidencia de dermatitis del pañal (2).

5. Hidradenitis supurativa

Estudiado en tres estudios, dos de ellos sin grupo control y combinada con otros tratamientos. No se encontró mejoría en las fístulas ni en el dolor, y en los pacientes que experimentaron mejoría se apreció recaída al suspender el zinc oral. A pesar de encontrarse mejoría clínica en algunos pacientes, el estudio de marcadores de inflamación en la piel de pacientes con hidradenitis supurativa tratados con zinc incrementaron. Añadiendo dudas a esta mejoría clínica (5).

Los autores, en general, concluyen que puede ser un tratamiento a desarrollar, como una aproximación no farmacológica complementaria en esta patología en ocasiones de difícil control (6)

6. Psoriasis

Es un estudio, bastante antiguo, se encontró que los pacientes con psoriasis en placas extensas suplementados con zinc aumentaban los niveles del mismo en la piel de las placas y en sangre. A pesar de todo, no se encontró mejoría en el enrojecimiento, descamación y grosor de los pacientes que lo tomaron frente a los que no (placebo) (7).

7. Rosácea.

En un estudio en 44 pacientes se encontró una leve mejoría con tratamiento con zinc oral para la rosácea, pero ésta no fue significativa. Algunos pacientes llegaron a empeorar y sufrir síntomas gastrointestinales, lo que llevó a la finalización prematura del estudio (8).

Suplementos de zinc para tratar enfermedades de la piel: conclusiones

La suplementación con zinc oral puede tener un efecto antiinflamatorio e inmunomodulador teóricamente capaz de mejorar algunas enfermedades de la piel.

A pesar de todo, aún cuando some estudios in acné o hidradenitis supurativa los resultados pudieron ser prometedores, la evidencia para su uso en dermatología es poca y contradictoria.

References

1. Roohani N, Hurrell R, Kelishadi R, Schulin R. El zinc y su relevancia para la salud humana: una revisión integradora. J Res Med Sci 2013; 18: 144-157.

2. Dhaliwal S, Nguyen M, Notay M, et al. Efectos de la suplementación con zinc en las enfermedades inflamatorias de la piel: una revisión sistemática de la evidencia clínica. Am J Dermatología clínica 2019 [Epub ahead of print]

3. Mahmoodi H, Ghodsi SZ, Tavakolpour S. Crioterapia más sulfato de zinc oral versus crioterapia más placebo para tratar las verrugas comunes: un ensayo doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo. Int J Dermatol para mujer 2017: 20: 87-90.

4. Gray NA, Dhana A, Stein DJ, Khumalo NP. Zinc y dermatitis atópica: revisión sistemática y metaanálisis. J Eur Acad Dermatol 2019; 33: 1042-1050.

5. Dreno B, Khammari A, Brocard A y col. Hidradenitis supurativa: el papel de la inmunidad innata cutánea deficiente. Arch Dermatol 2012; 148: 182-186.

6. Hendricks A, Hirt P, Sekhon S, et al. Enfoques no farmacológicos para la hidradenitis supurativa: una revisión sistemática. Tratamiento J Dermatol 2019; 4: 1-8.

7. Voorhees J, Chakrabarti S, Botero F, et al. Terapia con zinc y distribución de la psoriasis. Arch Dermatol 1969; 100: 669-673.

8. Bamford JT, Gessert CT, Haller IV y col. Ensayo aleatorizado, doble ciego de 220 mg de sulfato de zinc dos veces al día para el tratamiento de la rosácea. Int J Dermatol 2012; 51: 459-462.

Vitiligo: principales peculiaridades que debes conocer

vitiligo-en-ninos-peculiaridades-6510968-1689771-jpg-1892511

Conoce las principales peculiaridades del vitiligo en los niños a partir de la solución a 9 preguntas clave sobre esta patología.

El vitiligo es una enfermedad de la piel causada por la destrucción selectiva de melanocitos. Las lesiones de vitiligo son manchas “acrómicas” (sin color, sin pigmento), blanco intenso, lechoso, asintomático en la piel.

Afecta aproximadamente al 1% de la población, por igual en ambos sexos y la mayor parte del tiempo antes de los 30 años (1). Se clasifica según su forma clínica: vulgar, segmentaria y generalizada. El vitiligo vulgar produce manchas en áreas localizadas, además se le llama focal. El vitiligo segmentario produce una mancha no pigmentada en un segmento lineal del cuerpo.

Puede leer más sobre esta enfermedad visitando la página de información general sobre el vitiligo en Madriderma.

Pero la pregunta en esta publicación es si deberíamos conocer alguna peculiaridad del vitiligo en la infancia.

Peculiaridades del vitiligo en niños: 9 preguntas clave

1. Epidemiología: ¿quién y cuándo?

Aproximadamente la mitad de los pacientes con vitíligo comienzan en la infancia, con un ligero predominio femenino (1,2).

2. Patogenia: ¿por qué?

La patogenia del vitiligo es multifactorial y añade predisposición genética, desequilibrio inmunológico y estrés en el melanocito.

Recientemente, en un estudio en población europea y norteamericana se ha demostrado una ligera asociación entre la dermatitis atópica, la alopecia areata y la aparición de vitiligo en la infancia (2).

3. Manifestaciones clínicas: ¿cómo?

El vitíligo vulgar o focal, como en los adultos, es la forma más común en la infancia. En los niños llega hasta el 80% de los casos (3).

Las formas segmentarias son las segundas más comunes en la infancia y son mucho más comunes que en los adultos. Pueden afectar hasta una quinta parte de los casos. El 87% de las formas segmentarias aparecen antes de los 20 años (2). El curso natural es una extensión lenta y suave a través del segmento afectado si no se trata. Cuando la pigmentación no se ha perdido por completo y se alterna con áreas pigmentadas, puede tener una apariencia tricolor, lo que se denomina “vitiligo tricrómico” (3).

Las formas generalizadas y de progresión rápida son muy raras en la infancia y representan aproximadamente el 1% de los casos (2,3).

4. Diagnóstico: ¿cómo lo sabes?

El diagnóstico de vitiligo en niños, como en adultos, es especialmente clínico, dicho de otra forma, el examen del paciente es suficiente. La iluminación con la luz de Wood es inofensiva y puede confirmar los hallazgos.

5. Comorbilidades: ¿se asocia a algo más?

• Enfermedades autoinmunes:

Sabemos que el vitíligo vulgar o focal se asocia a una tendencia familiar a enfermedades autoinmunes y se pueden hallar alteraciones tiroideas en el 5% de los pacientes (2). Otros descritos con frecuencias inferiores al 1% son artritis reumatoide, psoriasis, alopecia areata o enfermedad celíaca. El vitíligo segmentario es mucho más común en los niños y está vinculado a una tendencia genética en un área determinada, y no está relacionado con la autoinmunidad (2-4).

• Deficiencia vitaminica:

Cuando los pacientes con vitíligo vulgar mayores de 3 años disponen asociada una deficiencia de vitamina D (niveles inferiores a 15 ng / dl), parece que la tendencia a desarrollar enfermedades autoinmunes puede incrementar. Es es por esto que que el Academia Americana de Pediatría (AAP) recomienda mantener niveles adecuados de vitamina D en pacientes con vitiligo no segmentario en la infancia (2-4).

• Afectación psicológica:

Los niños se preocupan por las lesiones del vitiligo. Pese a su inmadurez, hasta la mitad de los niños con vitiligo muy inmenso (> 25%) de la superficie corporal desarrollan algún tipo de afectación psicológica y afecta su calidad de vida (3). Por suerte, estas formas son muy raras en la niñez. En las alternativas para vitiligo vulgar, parece que “sin preocupación” es más común en niños menores de 14 años y empieza a aparecer en la adolescencia. A partir de los 14 años, muchos de los pacientes refieren estar preocupados por sus manchas (2).

6. Pruebas complementarias para el vitiligo en niños: ¿tengo que hacer alguna prueba?

En los niños con vitiligo vulgar, parece que se podría considerar la detección de enfermedades tiroideas autoinmunes y deficiencia de vitamina D (2).

7. Tratamiento

Algunas autoras defienden medidas cosméticas como el autobronceado o el maquillaje cubriente como una buena terapia en los niños para mantenerlos “no atentos” a las manchas (2).

Las pautas para el manejo del vitiligo en niños proponen (3,4):

• En formas localizadas:

Corticosteroides tópicos, inmunomoduladores tópicos y lámparas excimer. En los niños con vitiligo, se ha demostrado que el tacrolimus tópico (un esteroide ahorrador) es tan eficaz como la mometasona (un esteroide de potencia media-baja). La aplicación de tacrolimus tópico ha demostrado ser segura en tratamientos de meses en niños y está sobre todo recomendada para tratar el vitiligo en cara y cuello (4).

• En formas extensas con más del 20% de la superficie corporal afectada:

Corticosteroides tópicos, inmunomoduladores tópicos, análogos tópicos de la vitamina D, suplementos vitamínicos antioxidantes y fototerapia ultravioleta B de banda estrecha.

• En las raras formas inestables:

Los minipulsos de corticosteroides orales se pueden examinar durante 3 a 6 meses, a los que se puede agregar fototerapia con ultravioleta B de banda estrecha.

8. Pronóstico: ¿qué pasará?

El curso del vitiligo depende de la forma clínica. Esto es semejante en los niños. El vitíligo segmentario tiende a blanquear el segmento de piel afectado y el segmento focal o vulgar para afectar pequeñas áreas que, si no se tratan, pueden extenderse a otras localizaciones (2).

9. Medidas para disminuir el impacto psicológico del vitiligo en los niños: ¿cómo podemos ayudar?

La infancia es donde se produce el desarrollo psicológico y social, y sabemos que el vitiligo produce afectación psicológica (link al otro artículo), en forma de ansiedad, evitación social y depresión. Los dermatólogos deben ser conscientes de este impacto. Se ha demostrado que el camuflaje de las lesiones del vitiligo en pediatría es útil para impulsar la calidad de vida de los niños de 7 a 16 años. Además se ha demostrado que la psicoterapia es útil, sobre todo en niños mayores de 13 años. Las terapias grupales en niños con vitiligo se han estudiado menos, aún cuando los pocos estudios encuentran beneficios (5).

References

1. Ezzedine K, Eleftheriadou V, Whitton M, Van Geel N. Vitiligo. Lanceta 2015; 386: 74-84.

2. Silverberg NB. Vitiligo pediátrico. Pedatr Clin North Am 2014; 61: 347-366.

3. Ezzedine K, Silverberg N. Un enfoque práctico para el diagnóstico y tratamiento del vitiligo en niños. Pediatría 2016; 138: Publicación electrónica de 2016.

4. Van Driesche F, Silverberg N. Manejo actual del vitiligo pediátrico. Medicamentos para pediatras 2015; 17: 303-313.

5. De Menezes AF, Olveira de Carcalho F, Barreto RS, et al. Tratamiento farmacológico del vitiligo en niños y adolescentes: una revisión sistemática. Pediatr Dermatol 2017; 34: 13-24.

6. Cadmus SD, Lundgren AD, Ahmed AM. Intervenciones terapéuticas para reducir el efecto psicológico del vitiligo en niños: una revisión. Pediatr Dermatol 2018; 35: 441-447.